Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘elianaribeiro’

¿Qué cambia con el compromiso? o en portugues: noivado. es la pregunta que nos hacemos al pensar en eso, encontré una respuesta que es justamente lo que estamos viviendo en este tiempo:

Es vivir el día a dá concretizando todo aquello que nosotros deseamos, hablar de la casa de nuestros sueños y la que hoy podemos tener, la administración financiera, los hijos, no es tiempo de vivir como casados, las relaciones sexuales llegarán en su momento con la bendición de Dios en el sacramento del Matrimonio, para la consumación del sacramento, la unión y la apertura a la fecundidad.

Aquí mi querida Eliana Riveiro y su esposo nuestro querido Fabio nos hablan un poquito sobre eso: Ver Video

Es también un tiempo de profundizar lo que nuestra Iglesia nos enseña sobre el sacramento, entonces les dejo lo que ayer vimos sobre el Catesismo de la Iglesia Católica, en la sección de los “Efectos del Sacramento del Matrimonio”

Catesismo 1638 al 1642; en donde podemos decir que hay tres efectos fundamentales:

1 – Indisolubilidad: son una sola carne hasta que la muerte los separe.

2- Fecundidad: abiertos a recibir a los hijos que Dios mande y educarlos en la Fe cristiana con el amor.

3- Santificación: Santa y Santificante.

Anuncios

Read Full Post »

Lo primero que podemos decir es que Dios está en medio de Nosotros, este blog surgió para ordenar un poquito todas las ideas para preparar la boda, la fiesta de bodas, pero como en primer lugar está el amor de Dios, iremos compartiendo los mensajes que Jesús nos deja en su palabra, y cómo no comenzar aceptando una invitación de orar juntos, desde el blog de Eliana Riveiro, quien con su testimonio de vida me llevó a tener ese encuentro personal con  Jesús (más bien un choque) ya que  a partir de ahí mi vida cambió radicalmente, encontré con su historia todo el amor que Dios siempre me tuvo, que sus planes para mí son mejores de los que yo tenía, Jesús con su brazo fuerte me alzó del suelo y me envolvió de amor 🙂

Amor de Dios

Amor de Dios

He aquí la oración:

“Señor Jesús, sos la Verdad, verdad que sana, salva y libera, yo abro las puertas de mi corazón para que vos Señor imperes sobre mis verdades, por más sufridas y sucias que sean. Clamo a tú misericordia sobre mi afectividad y sexualidad. Quiero recomenzar y esto precisa ser de cero, y vos mismo Señor, sabes que no lo consigo sola (o), derrama sobre esta decisión tu Santo Espíritu y que mi mente, mis sentimientos y mi cuerpo, sean bañados, purificados y transformados en tu Espíritu.

Yo renuncio a todo voto íntimo que hice sobre nunca casarme, sobre no vivir un noviazgo porque soy fea (o), tímida (o), burra (o) u otra palabra que fue mal dicha y lanzaron sobre mí, yo renuncio a todo sentimiento de rabia, odio o resentimiento a personas que durante mi (s) noviazgo (s) me hizo (hicieron) sufrir, yo renuncio a todo y cualquier tipo de trabajo (espiritismo, simpatía, magia, pajé…) que hice o hicieron sobre mí para que obtuviese suceso en mis relaciones, yo renuncio a todas las veces que dije de mí misma (o): Yo ya no tengo remedio, no sirvo, yo renuncio Señor y, una vez más pido: Ven Espíritu Santo, ven a hacer nuevas todas las cosas, hazme mujer  (hombre) nueva (o).

Llena los espacios que quedaron vacíos durante esta oración, dame un corazón arrepentido. Renueva mis fuerzas para luchar por la castidad, yo no quiero pecar y no quiero llevar a otros (as) a pecar conmigo, quiero la santidad. En este tiempo de discernimiento de definición de mi estado de vida yo preciso de vos Señor, iluminame, dame sabiduría y decisión, autodominio y fortaleza, alegría y mucho amor para dar, pues mi vocación es el amor, y con esperanza me consagro a vos Virgen María, Madre mía, con todo lo que soy y todo lo que tengo, te consagro mi noviazgo Virgencita de Caacupé (si estas en búsqueda, consagrá esta persona donde quiera que esté y pedí que este “milagro” sea anticipado en tu vida como aconteció en las bodas de Caná) y, sobre todo, que Nuestra Señora me enseñe a querer y a hacer la voluntad de Dios, pues esto es lo mejor para mí. ¡Amén!”


Read Full Post »